Soy Marina Azagra Morales, una joven de 25 años nacida el 13/03/1997 en Monteagudo.

Todo comenzó en el año 2018/19, cuando iba a acabar el curso escolar con las prácticas del CIP ETI. Mi tutora de prácticas, Edurne, me preguntó si conocía Amimet; yo le contesté que no sabía qué era, que no lo había escuchado nunca.

En ese momento, ella me explicó un poco de qué se trataba y me gustó tanto que me propuso hacer las prácticas en la papelería. Yo, sin pensarlo ni un minuto, dije que sí, y el día 13 de marzo, el mismo día de mi cumpleaños, fue mi presentación en Amimet.

Mis compañeras me explicaron cómo funcionaba la papelería y estuve un mes haciendo las prácticas allí. Aprendí muchísimo.

Cuando acabé las prácticas, pasaron unos meses hasta que llevé el currículum y, como había un puesto libre, contaron conmigo para que yo lo cubriera. El puesto fue de recepcionista. Me gustó muchísimo, aprendí muchas cosas y, además, conocí gente extraordinaria.

Trabajé de recepcionista durante unos meses, pero, por circunstancias personales, tuve que dejar de trabajar.

Continué en contacto con Amimet a través de uno de los servicios, la psicología, y me fue muy bien. Seguí todos los pasos que me pautaron para mejorar día a día.

Mientras tanto, seguía participando en la entidad como voluntaria en las actividades propuestas y durante los campamentos de verano. Fue increíble y aprendí muchísimo de cada una de las personas participantes, cada día es una experiencia muy bonita y enriquecedora.

En el año 2021, un día que estaba en una sesión de psicología, me llamaron y me preguntaron cómo me encontraba; yo respondí muy bien y me ofrecieron un nuevo puesto de trabajo.

En ese momento me sentí FELIZ, porque me dieron la oportunidad de seguir viniendo a trabajar y de poder echar una mano llevando los medios de comunicación.

Hasta día de hoy, que estoy encantada de poder formar parte de este equipo.

Marina Azagra Morales